Grupo Almincarga

Agencia de Aduanas - Colombia- Bogotá * Calle 25d No97-57 Contactos +57 4132710

Preguntas frecuentes Almincarga

Preguntas frecuentes Almincarga

¡Bienvenido a nuestra sección de Preguntas Frecuentes! Encuentra aquí respuestas detalladas a las interrogantes más comunes sobre nuestros servicios de almacenamiento, manejo de mercancías y procedimientos aduaneros en Almincarga. Explora nuestras respuestas especializadas para optimizar tu experiencia logística con nosotros. Si no encuentras la respuesta que buscas, ¡nuestro equipo está aquí para ayudarte!

Ubicación y contacto

Bogotá 
Colombia
Calle 25d No 97 – 57 
Fontibón

Teléfono Fijo
+57 4132710

Numero de celular 
+57 350 3471850

Numero de Whatsapp
+57 350 3471850

Lunes a viernes 
08:00 am – 06:00 pm

Sábados 
08:00 am – 12:00 pm

Bodega@almincarga.com.co

Retiros de mercancía

  • Carta de autorización vigente con copia del carnet o cedula de la personas autorizada en lo
    posible con los datos de vehículo y conductor.
  • Declaraciones virtuales con levante, debidamente diligenciadas con sus respectivos
    respaldos.
  • Consulta de inventario de mercancía levantada.
  • Copia de guía manifestada.
  • Facturas comerciales.
  • Mandato aduanero vigente o guía endosada (En caso de ser endoso debe traer la copia del
    representante legal y cámara de comercio)
  • Carta de autorización con fecha del día en que se va realizar la inspección previa (Debe
    tener el serial y marca del equipo que vayan a utilizar para la inspección)
  • Copia del carnet o cedula de la persona autorizada.
  • Correo dirigido a la DIAN (Tenga en cuenta que debe enviarse con 6 horas de anticipación
    al arribo de la mercancía al depósito)
  • Fotocopia del documento de transporte.
  • Copia del documento de transporte manifestado.
    Mandato aduanero vigente o endoso.
  • Para la inspección previa, sólo se permitirá el ingreso máximo de 3 personas.
  • En dado caso que se requiera el ingreso de un portátil o algún otro accesorio para realizar la
    inspección previa, este debe ser diligenciado en la carta de autorización: marca y
    referencia.
  • Si en algún caso se requiere el ingreso de una persona adicional, favor avisar con
    anticipación, para que el personal de la bodega ubique un espacio en zona de inspección
    previa acorde a las personas que ingresan.
  • Se les recuerda que siempre se debe portar el carnet que se les entrega en recepción en un
    lugar visible.
  • La vigencia del correo enviado a la DIAN, es de 72 horas (3 días), después de esto se solicita
    nueva documentación para la inspección previa.
  • Si la persona que está realizando la inspección previa se retira de las instalaciones y no
    avisa, la mercancía será levantada y ubicada nuevamente en estantería, y se solicitará
    nuevamente la documentación completa para inspección previa.
  • Si la mercancía es solicitada más de 3 veces, se les cobrara un adicional en el manejo al
    momento de facturar.
  • Al momento de finalizar con la inspección previa, diligenciar un sticker que se le entregara
    en el momento de la entrega de documentos para inspección previa.
  • Se recuerda que para el ingreso y salida de bodega siempre será revisado por parte del
    personal de seguridad.
  • No esta permitido el ingreso de menores de edad ni mujeres en estado de embarazo.
    Para el ingreso a la bodega, se requiere el uso obligatorio de los EPP.
  • Para realizar la inspección previa de la mercancía, las personas deben presentar en
    recepción la planilla de pago de la ARL.
  • Si se requieren sacar muestras, la agencia debe enviar una carta requiriendo las muestras.
  • Al terminar la verificación de la mercancía se debe dejar copia del acta de inspección
  • Original formato de vinculación de clientes debida y completamente diligenciada, impreso con nuestro logo y firmado en original (formato adjunto). (diligenciar todas las casillas)
    Link del formato
    https://drive.google.com/uc?export=download&id= 1iWCprfSRDJIMMM4izY0m292ZeIozvTO0

  • Certificado de cámara de comercio  vigente no mayor a 30 días.
  • Fotocopia legible del documento de identificación del representante legal
  • Copia del RUT Completo actualizado, con la  hoja principal,  de constitución, socios, representación, revisor fiscal y establecimientos.
  • Certificación original bancaria (no mayor a 3 meses)

Contamos con varios medios de pagos,  conócelos en el siguiente enlace.

https://grupoalmincarga.com/pagos/

General

Un depósito aduanero es una instalación autorizada por las autoridades aduaneras donde se pueden almacenar mercancías bajo control aduanero, sin el pago de impuestos y aranceles hasta que se decida su destino final.

Al dirigirte a un depósito aduanero, es esencial llevar ciertos elementos y documentos para facilitar cualquier trámite, inspección o retiro de mercancías. Aquí hay una lista de elementos que podrías considerar llevar:

  1. Documentación aduanera: Esta documentación incluye la factura comercial, la declaración aduanera, los certificados de origen, los documentos de transporte (guías de despacho, conocimientos de embarque, entre otros), así como cualquier otro documento requerido por las autoridades aduaneras.

  2. Identificación personal: Lleva contigo tu identificación oficial (cédula de ciudadanía, pasaporte, licencia de conducir u otro documento de identificación) que pueda ser requerida para verificar tu identidad al ingresar al depósito aduanero.

  3. Comprobantes de pago: Es importante tener a mano los comprobantes de pago de impuestos, aranceles o cualquier otro costo relacionado con la mercancía que esté almacenada en el depósito aduanero.

  4. Autorización o poder: En caso de que estés actuando en nombre de otra persona o empresa para retirar mercancías, es recomendable llevar una autorización o poder legal que te habilite para realizar dicha gestión.

  5. Equipo de protección personal (EPP): Dependiendo de la naturaleza de la mercancía y las regulaciones del depósito aduanero, puede ser necesario llevar equipo de protección personal como guantes, casco, gafas de seguridad, entre otros.

  6. Dispositivos electrónicos y herramientas: Si es relevante para la inspección o manejo de las mercancías, podrías necesitar llevar dispositivos electrónicos, herramientas o equipos especiales.

  7. Información de contacto: Lleva la información de contacto (teléfono, correo electrónico) de tu agente aduanal o representante en caso de que se necesite contacto o coordinación adicional.

Es importante verificar con anticipación los requisitos específicos del depósito aduanero al que te diriges, ya que las regulaciones y procedimientos pueden variar de un lugar a otro. Además, contar con la asesoría de un agente aduanal experimentado puede ser beneficioso para asegurar que todos los documentos y elementos necesarios estén en orden para facilitar cualquier gestión en el depósito aduanero.

  • Debe diligenciar el formulario de ingreso que esta en un QR a la entrada del depósito.
  • Debe llevar los EPPS Correspondientes.
  • Debe llevar un documento de identificación que no sea cedula.
  •  La seguridad social debe estar actualizada y al día.
  • Debe pasar por la inspección de seguridad del equipo de guardas.

En términos aduaneros, el «levantamiento» de una mercancía se refiere al acto en el que las autoridades aduaneras liberan o autorizan la mercancía importada para su retiro o disposición después de haber sido sometida a los trámites de importación.

El levante aduanero implica la autorización oficial para disponer de la mercancía después de haber cumplido con todos los requisitos legales y documentales establecidos por las autoridades aduaneras del país de destino. Estos requisitos pueden incluir el pago de aranceles, impuestos, la presentación de la documentación necesaria (como la factura comercial, certificados de origen, declaración aduanera, entre otros), inspecciones, y el cumplimiento de regulaciones específicas aplicables a dicha mercancía.

El levante aduanero es el paso final en el proceso de importación que permite al importador o destinatario retirar la mercancía del recinto o almacén aduanero para su distribución, uso o venta dentro del país. Una vez que se completa el levante aduanero, se considera que la mercancía ha sido liberada oficialmente por las autoridades aduaneras y puede ser entregada al destinatario final.

En Colombia, el término «levante físico» se refiere al proceso mediante el cual se realiza la liberación física de las mercancías por parte de las autoridades aduaneras, una vez que se ha completado el despacho aduanero y se han cumplido todas las formalidades y requisitos legales para la importación o exportación de las mercancías.

El levante físico implica la autorización oficial por parte de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) para que las mercancías puedan ser retiradas del recinto aduanero o del lugar de almacenamiento designado para su ingreso o salida del país.

Este procedimiento ocurre después de que se ha realizado la declaración de importación o exportación correspondiente, se han pagado los impuestos y aranceles aplicables, y se ha presentado la documentación requerida, como la factura comercial, certificados de origen, declaración aduanera, entre otros documentos necesarios para el despacho aduanero.

El levante físico es el paso final en el proceso de importación o exportación en el que las autoridades aduaneras autorizan la entrega física de las mercancías al importador o exportador, permitiéndoles disponer de las mismas para su distribución, uso o venta en el mercado local o internacional.

Es importante tener en cuenta que el levante físico está sujeto al cumplimiento de todas las regulaciones aduaneras y normativas específicas establecidas por la DIAN en Colombia, y que el proceso puede variar dependiendo del tipo de mercancía, régimen aduanero, y otros factores particulares asociados a la operación de comercio exterior.

Una mercancía en abandono se refiere a bienes o productos que han sido abandonados por su propietario, importador o dueño legal, ya sea de manera intencional o por incumplimiento de los trámites aduaneros y/o fiscales requeridos.

En el contexto aduanero, una mercancía puede ser considerada como abandonada en situaciones tales como:

  1. Abandono legal: Cuando el propietario o importador no realiza los trámites necesarios para el despacho aduanero de la mercancía dentro del plazo establecido por las autoridades aduaneras del país.

  2. Incumplimiento de pago: Si el importador no abona los impuestos, aranceles u otros cargos aduaneros necesarios para liberar la mercancía, esta puede ser considerada en abandono después de un tiempo determinado.

  3. Falta de reclamo: Si el propietario no reclama la mercancía después de que haya sido retenida o almacenada en un depósito aduanero durante un período especificado, podría ser catalogada como en abandono.

Una vez que una mercancía es declarada en abandono, generalmente pasa a ser propiedad del Estado o de la autoridad aduanera. Dependiendo de las leyes y regulaciones aduaneras del país, las autoridades pueden proceder a subastar, destruir o dar otro tipo de disposición a estas mercancías, siempre dentro del marco legal establecido.

El abandono de mercancías tiene implicaciones legales y financieras para el propietario original, quien puede enfrentar multas, sanciones o pérdida de la propiedad si no cumple con los procedimientos aduaneros establecidos o si no reclama la mercancía dentro de los plazos correspondientes.

En el ámbito aduanero, el término «aforo» se refiere al proceso de verificación y control que realiza la autoridad aduanera para determinar la correcta valoración, clasificación y cantidad de las mercancías que se encuentran siendo importadas o exportadas. El objetivo principal del aforo es asegurar que la declaración aduanera presentada por el importador o exportador sea precisa y cumpla con las normativas y regulaciones establecidas.

El proceso de aforo implica una inspección física, documental o ambas, realizada por los funcionarios de aduanas para verificar la conformidad de las mercancías con la información presentada en la declaración aduanera. Durante este proceso, se puede llevar a cabo lo siguiente:

  1. Inspección documental: Revisión exhaustiva de la documentación asociada a las mercancías, como la factura comercial, certificados de origen, declaraciones aduaneras, entre otros, para verificar la exactitud de la información presentada.

  2. Inspección física: Verificación directa de las mercancías, su cantidad, estado, características físicas y cualquier otra información relevante que permita confirmar su concordancia con la declaración aduanera.

  3. Muestreo: En algunos casos, se pueden tomar muestras de las mercancías para realizar pruebas o análisis específicos que ayuden a verificar su naturaleza, calidad o cumplimiento de regulaciones particulares.

El aforo es una etapa importante en el proceso de despacho aduanero, ya que busca garantizar la transparencia, precisión y cumplimiento de las regulaciones aduaneras. Dependiendo de la naturaleza de las mercancías, el valor declarado, el riesgo percibido y otros factores, las autoridades aduaneras pueden decidir llevar a cabo diferentes niveles de aforo para asegurar el cumplimiento de las normativas establecidas.

Prepararse para un aforo aduanero es fundamental para garantizar una inspección exitosa y sin contratiempos. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo prepararse para un aforo:

  1. Documentación precisa y completa: Asegúrate de tener toda la documentación necesaria relacionada con las mercancías, como la factura comercial, certificados de origen, declaraciones aduaneras, y cualquier otro documento requerido por las autoridades aduaneras. Verifica que la información sea precisa y esté actualizada.

  2. Clasificación y descripción precisa de las mercancías: Conoce en detalle las características, composición, y clasificación arancelaria de las mercancías que estás importando o exportando. Asegúrate de que la información proporcionada en la declaración aduanera sea precisa y concuerde con las características reales de los bienes.

  3. Empaque adecuado: Asegúrate de que las mercancías estén debidamente embaladas y etiquetadas de acuerdo con las normativas de transporte y manejo de carga. El embalaje adecuado ayuda a evitar daños y facilita la inspección de las mercancías.

  4. Preparación física de la mercancía: Si es posible, organiza y presenta las mercancías de una manera que facilite su inspección física. Si se trata de productos que requieren manejo especial o que pueden generar dudas, ten a disposición muestras representativas para su revisión.

  5. Disponibilidad y colaboración: Estar presente y disponible durante la inspección es importante. Colabora con los funcionarios de aduanas, respondiendo a sus preguntas y proporcionando la información solicitada de manera clara y precisa.

  6. Conocimiento de regulaciones y procedimientos: Familiarízate con las regulaciones y procedimientos aduaneros aplicables. Esto te ayudará a comprender los requisitos y a prepararte mejor para posibles preguntas o solicitudes durante la inspección.

  7. Respaldo de un agente aduanal: En muchos casos, contar con la asesoría de un agente aduanal experimentado puede ser de gran ayuda. Los agentes aduanales están familiarizados con los procedimientos aduaneros y pueden brindar orientación y apoyo durante el proceso de aforo.

Recuerda que la preparación y la exactitud en la documentación presentada son clave para un proceso de aforo sin problemas. Es importante seguir las regulaciones aduaneras y cooperar plenamente con los funcionarios aduaneros para facilitar el proceso de inspección.

La clasificación arancelaria es un sistema utilizado a nivel internacional para asignar códigos numéricos específicos a diferentes productos y mercancías, con el fin de identificarlos y categorizarlos según una nomenclatura estandarizada. Este sistema es fundamental en el comercio internacional y está basado en una estructura de códigos numéricos conocida como el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA).

El Sistema Armonizado (SA) clasifica las mercancías en diferentes categorías, cada una identificada por un código numérico de entre 4 y 10 dígitos, dependiendo del nivel de detalle requerido. Cada código proporciona información específica sobre el producto, incluyendo su naturaleza, composición, origen y otros detalles relevantes para la determinación de aranceles, impuestos y regulaciones comerciales.

La clasificación arancelaria se utiliza para:

  1. Determinar aranceles aduaneros: Los códigos arancelarios asignados a las mercancías ayudan a establecer los aranceles y los impuestos que deben pagarse por la importación o exportación de los productos.

  2. Facilitar el comercio internacional: Proporciona un lenguaje común y un sistema de codificación estandarizado que simplifica y agiliza el proceso de intercambio comercial entre países.

  3. Aplicar regulaciones y restricciones: Permite a los gobiernos aplicar regulaciones específicas, restricciones comerciales, medidas de control y otras disposiciones legales a ciertos productos según su clasificación.

La clasificación arancelaria es realizada por profesionales especializados en comercio internacional y aduanas, quienes analizan las características de los productos y determinan el código arancelario apropiado de acuerdo con las normativas y directrices establecidas por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y las autoridades aduaneras de cada país.

El uso preciso y correcto de la clasificación arancelaria es fundamental para evitar errores en la declaración aduanera, asegurar el cumplimiento de las regulaciones y minimizar posibles disputas comerciales o sanciones relacionadas con el comercio internacional.

En el contexto de la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales) en Colombia, un «documento de transporte con seguimiento» se refiere a la documentación específica relacionada con el traslado de mercancías que debe ser reportada y registrada en los sistemas de la DIAN para permitir un seguimiento y control adecuado de las operaciones de transporte de carga.

Este tipo de documento suele estar asociado con el traslado de mercancías sujetas a regulaciones aduaneras especiales o a procedimientos particulares que requieren una supervisión detallada por parte de la DIAN a lo largo de su transporte.

El documento de transporte con seguimiento puede incluir información detallada sobre la carga, tales como:

  • Descripción de las mercancías.
  • Cantidad y peso.
  • Origen y destino de la carga.
  • Detalles del transportista o la empresa de transporte.
  • Información sobre el vehículo o medio de transporte utilizado.

Este documento, una vez registrado y reportado en los sistemas de la DIAN, permite un seguimiento y control efectivo de las operaciones de transporte de mercancías, facilitando la trazabilidad de las mismas desde su origen hasta su destino final. Este control es crucial para asegurar el cumplimiento de las regulaciones aduaneras y para prevenir actividades ilegales, como el contrabando o la evasión fiscal.

Una «aprehensión de mercancía» en el contexto aduanero se refiere a la acción llevada a cabo por las autoridades aduaneras para retener temporalmente ciertas mercancías que han sido importadas o exportadas, debido a alguna irregularidad, sospecha de incumplimiento de regulaciones aduaneras, o falta de documentación adecuada.

Las autoridades aduaneras tienen la facultad de realizar inspecciones y controles en los puntos de entrada y salida del país para verificar que las mercancías cumplan con las leyes, regulaciones y requisitos establecidos. Si durante estas revisiones se identifica alguna situación irregular, las autoridades aduaneras pueden proceder a la aprehensión de las mercancías.

Las razones para la aprehensión de mercancías pueden variar, y pueden incluir:

  1. Documentación incorrecta o incompleta: Falta de documentos necesarios para la importación o exportación de la mercancía, como facturas comerciales, certificados de origen, declaraciones aduaneras, entre otros.

  2. Sospechas de incumplimiento aduanero: Puede haber sospechas de subvaluación, falsificación, contrabando, evasión de impuestos, o alguna otra actividad ilícita relacionada con la mercancía.

  3. Incumplimiento de regulaciones específicas: La mercancía puede no cumplir con ciertas regulaciones o normativas específicas, como restricciones de importación/exportación, normas de seguridad, protección ambiental, entre otras.

El depósito aduanero facilita el almacenamiento de mercancías importadas mientras se encuentran en tránsito o pendientes de ser reexportadas, reexpedidas o introducidas en el mercado local. Esto permite aplazar los impuestos y aranceles hasta que las mercancías sean destinadas a su uso final.

El depósito aduanero puede ser utilizado por importadores, exportadores, transportistas, agentes de aduanas y otros actores del comercio internacional que necesiten almacenar temporalmente mercancías bajo régimen aduanero específico.

Generalmente, se pueden almacenar una amplia gama de mercancías, desde productos perecederos hasta bienes de consumo, equipos industriales, entre otros. Sin embargo, existen regulaciones específicas sobre ciertos tipos de mercancías prohibidas o restringidas.

El plazo de almacenamiento en un depósito aduanero puede variar según las regulaciones locales y el tipo de mercancía. En general, se permite un período determinado bajo control aduanero antes de tomar una decisión sobre el destino final de las mercancías.

Los beneficios incluyen aplazamiento de pagos de impuestos y aranceles hasta el momento en que las mercancías sean retiradas del depósito para su destino final, flexibilidad en la gestión de inventarios y la posibilidad de realizar operaciones de reexportación o reexpedición sin pagar aranceles o impuestos locales.

Los impuestos y aranceles se pagan cuando las mercancías son retiradas del depósito para su consumo local o utilización en el país. Hasta ese momento, mientras permanezcan en el depósito, se mantienen bajo control aduanero sin la obligación de pago.

Almincarga tu Aliado confiable en el servicio de depósito aduanero

Almincarga tu Aliado confiable en el servicio de depósito aduanero